Av. Defensores del Morro 796, 2do.Piso, Chorrillos, Lima, Perú

Hay datos que indican que durante una semana normal pasamos casi 50 horas en nuestro puesto de trabajo y 43 horas sentados en la oficina. En un día hay 1440 minutos, pero sólo dedicamos 4 minutos a conversar con nuestro cónyuge y seis minutos con nuestros hijos”, ¡y para qué pensar en el ejercicio! Uno de esos principales hábitos es esa mala costumbre de tratar de dejar lo más cerca posible el automóvil del sitio hacia donde nos dirigimos. Otro es el de evitar las escaleras, así como todos los medios de y lo que finalmente hacen es ahorrarnos tiempo pero también energía, que queda almacenada como grasa en nuestro cuerpo. A esto hay que agregar Internet.


Estos aparatos tecnológicos y hábitos de uso, ahorran energía pero muchas veces es lo que sobra dentro de nuestro cuerpo, así es que si no comenzamos a incorporar algo de actividad física a nuestra rutina diaria lo más probable es que nuestra salud se vea afectada de manera negativa.

Caminar

Cuando uno camina transporta el peso de su cuerpo a una distancia determinada. Se convierte en un ejercicio de entrenamiento cuando se hace a suficiente velocidad y fuerza como para llevar el ritmo cardíaco hasta la zona objetivo. Duración: 1 hora mínimo


Escaleras

Subir escaleras es un muy buen ejercicio, de 30 ó 40 por minuto es un buen trabajo, aunque breve. Se recomienda subir 3 tramos sin detenerse en 30 segundos cada vez, 2 escalones por vez si es posible. Hacer esto 9 ó 10 veces por día es un buen programa para mantenerse en forma.


Saltar a la Cuerda

Todo lo que necesitas es una cuerda, tenis y concentración. Es un ejercicio muy efectivo para la salud del corazón y el fortalecimiento de brazos y piernas. Existen también mini-trampolines que asemejan este movimiento, con la ventaja de amortiguar el peso cada vez que caes en ambos pies. Saltar a la cuerda puede ser un ejercicio fácil pero muy efectivo.Es recomendable un calentamiento previo; 10 min descansando 5 min.


Recomendaciones:

Para bañarse después de una emergencia relacionada con el agua, únicamente debe hacerlo con agua limpia y segura.

  • Anda cada vez que tengas la oportunidad.
  • Aparca el coche más lejos de donde vas.
  • Sube las escaleras en vez de las eléctricas o el ascensor. Quemarás 4 calorías por cada 10 escalones que subas.
  • Busca actividades que disfrutes, recuerda que la clave es ser regular.
  • Mientras conversas por teléfono, párate, y da unos pocos pasos.
  • Crea un hábito de actividad física y que sea tuyo.
  • En la oficina levántate para llevar documentos o mensajes a tus colegas. Aprovecha todas las oportunidades para moverte.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Abrir chat
Solicita más información
Escríbenos sin compromiso
Call Now Button